PIDE CITA

Categorías
Blog Fibromialgia Pilates

PILATES Y NEURODINAMIA EN LA FIBROMIALGIA

FibromialgiaLA FIBROMIALGIA es un trastorno crónico de dolor marcado por sensibilidad muscular generalizada (1, 2). Aunque el dolor es el síntoma dominante, otros síntomas como fatiga, sueño no reparador, alteraciones del estado de ánimo y deterioro cognitivo son comunes, pero no universales y tienen una influencia importante en la calidad de vida de los pacientes, dando énfasis a la heterogeneidad y complejidad del este trastorno (3).

Se la reconoce como una de las principales causas de discapacidad (4, 5),afectando aproximadamente del 1-3% de la población general (6). Es más común en las mujeres (4,2%) que en los hombres (1,4%) (7), y su prevalencia aumenta con la edad. Aunque no se conoce con seguridad su etiología, muchas investigaciones están de acuerdo en que están alterados los mecanismos de modulación de dolor tanto central como periféricos (8).

El American College of Reumathology definió en 1990 los criterios para su diagnóstico (4). Los principales eran tener dolor generalizado continuo bilateral y en extremidades superiores e inferiores durante al menos 3 meses y en ausencia de patología inflamatoria, y tener dolor a la presión en al menos 11 de los 18 “tenderpoints” predefinidos. Con el tiempo percibieron que gran parte de los diagnósticos realizados se hacían habitualmente por la clínica del paciente, que pocos médicos usaban el criterio de los “tenderpoints” y que a menudo lo hacían erróneamente. Además otros síntomas y síndromes (cognitivos y somáticos) asociados frecuentemente a la fibromialgia, pero que no se tuvieron en cuenta en los criterios diagnósticos de 1990, ganaron relevancia en el diagnóstico a los pacientes. Por ello en 2010 desarrollaron nuevos criterios (9) basados en la escala de gravedad de síntomas y el índice de dolor generalizado. La combinación de ambas escalas es lo que define (gold standar) un caso de fibromialgia, mejorando el proceso y la sensibilidad diagnóstica en un 25%.

Para la Fibromialgia la terapia basada en ejercicios es la única recomendación respaldada con fuerte evidencia (3). Ejercicios de distintas modalidades (aeróbico, de fuerza, terapias mente-cuerpo, acuáticos, de flexibilización, etc) han demostrado una eficacia en la disminución de los síntomas de los pacientes y una mejora en su calidad de vida a corto y a largo plazo (2, 3, 5, 10-13).

EL CONCEPTO PILATES es una alternativa útil debido a la gran variedad de ejercicios que combinan fortalecimiento, flexibilidad y la conciencia corporal, primando siempre por la calidad del movimiento en vez de la cantidad, lo que lo hace más tolerable en sujetos con fibromialgia. Se trata de un sistema de ejercicios que busca equilibrar el trabajo muscular (fuerza y elasticidad) de los músculos superficiales con relación a los profundos. Se centra en su ejecución desde la conciencia y el control del movimiento, buscando disociar las tensiones musculares, acompañado de un trabajo respiratorio esencial que oxigena y revigora todo el cuerpo. Con ello logra mejorar la fuerza, la elasticidad y la coordinación, además reduce el estrés, mejora la concentración e incrementa el bienestar (19). Calvo (20) lo define como una “cinesiterapia de vanguardia” y considera a Joseph Humbertus Pilates (creador del método) un visionario, ya que muchos de sus ejercicios son precursores de la gran mayoría de los que actualmente se realizan en la gimnasia terapéutica.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL MÉTODO: la mayoría de escuelas coinciden en que el método se rige por 6 principios, que son los puntos en los que hace más hincapié y que le definen como tal.

1- Centro de energía: Pilates lo denominó “powerhouse”, hace referencia al centro de gravedad del cuerpo, “punto único alrededor del cual se distribuye equitativamente cada partícula de su masa” (19) y es el que nos permite interactuar con más o menos facilidad con nuestro entorno. De aquí su importancia a la hora de entender, pautar y adaptar los ejercicios a los pacientes, dado que cada persona tiene su propia complexión y por lo tanto su propio punto de gravedad que le facilitará o dificultará la ejecución de cada ejercicio.

2- Concentración: se trata de “conectar la mente y el cuerpo”. Practicar Pilates requiere atención y concentración, se evita el trabajo puramente mecánico en el que el cuerpo solamente reproduce un gesto de manera autómata. Cada ejercicio debe ejecutarse cuidadosa y controladamente mientras la mente permanece activa (20). Con ello se logra un proceso de aprendizaje motor más eficaz.

3- Control: se pude definir como regular la ejecución de determinada acción: el control de la mente sobre el cuerpo, de los músculos sobre los gestos y el control de la técnica en sí misma. Para Joseph Pilates esa es una idea fundamental, tanto que denominó a su método “Contrology” y solo después de su muerte pasó a llamarse Pilates. Controlar los movimientos ayudará a evitar lesiones y ello permitirá ejecutar los programas motores con menos atención consciente y ajustar detalles más finos y minuciosos del movimiento cuando se requiera.

4- Precisión, articulación: cada ejercicio tiene su propósito, realizarlo con precisión ayudará a evitar lesiones y permitirá lograr sus beneficios. En Pilates prima la calidad sobre la cantidad, cuanto más precisos sean los movimientos mayor será el efecto benéfico sobre la memoria neuromotora y sobre la flexibilidad de cada segmento articular, disminuyendo así rigideces y equilibrando el trabajo muscular. Con ello se consigue que los alumnos sean conscientes de sus gestos, postura, limitaciones y progresos, optimizando su control motor y aminorando su kinesiofobia.

5- Fluidez, disociación: hace referencia a realizar movimientos suaves y continuos (sin interrupciones), a un ritmo acompasado con la respiración. Para que los movimiento sean fluidos, la organización de los mismos debe responder a una estabilización central para que las extremidades puedan “fluir”. Es lo que llamamos “disociación”(20).

6- Respiración: ese principio merece una mención especial porque es a la vez un principio y un ejercicio en sí mismo. También debido a su complejidad, importancia y repercusión en la calidad de ejecución del ejercicio y de los resultados. La respiración es el vehículo del movimiento y tiene la capacidad de cambiar las presiones intrabdominopélvicas y en el raquis. Gracias a ella se oxigenan los tejidos y se activa toda la musculatura implicada en el proceso de estabilización raquídea, además de relajar tensiones musculares innecesarias. Dominar la técnica respiratoria requiere tiempo y sobretodo práctica. La complejidad de enseñar/aprender Pilates reside en lograr aplicar todos los principios anteriormente citados a cada ejercicio mientras se ejecuta una respiración correcta. La respiración usada en Pilates es la costal lateral o intercostal que es la que permite ampliar el diámetro lateral de la caja torácica. Uno de los objetivos de utilizar esa respiración es mantener la activación muscular de la faja abdominal infraumbilical, ya que las fibras superiores del transverso del abdomen tienen un efecto más de cierre del arco costal y de incremento de la presión intrabdominopélvica no deseado. Eso no ocurre cuando se activan las fibras medias e inferiores del transverso abdominal dado que tiene efecto sinérgico con el oblicuo interno y elevador del ano.

PILATES ADAPTADO A LA FIBROMIALGIA: antes de empezar con los ejercicios es útil educar a los pacientes sobre fibromialgia, estrategias de auto cuidado para el manejo del dolor y reducción de la fatiga (graduar actividades de vida diaria y uso del automasaje), estrategias para mejorar el sueño (evitar la cafeína, los cigarrillos, ver televisión y otras pantallas brillantes una hora antes de acostarse), y también ofrecer información para el manejo de la depresión y del estrés (practicar ejercicios físicos y realizar psicoterapia). Finalmente proporcionar información sobre la importancia del ejercicio en el tratamiento de la fibromialgia y su repercusión en el retraso de la aparición del dolor muscular, para ayudar a reducir el miedo y la evitación de los pacientes en relación con la práctica de ejercicios (13).
Conviene también aprovechar las primeras sesiones para explicar a los pacientes conceptos básicos de anatomía y entrenarles en la percepción de activación de algunos grupos musculares. Por ejemplo: el funcionamiento del diafragma e invitarles a que practiquen las respiraciones abdominal, costal superior y costal-lateral (21). Las funciones del suelo pélvico y transverso abdominal, la sinergia que hay entre ellos y como ésta se altera en los dolores crónicos. Ayudarles aún a conocer su pelvis, la localización de las espinailíacas antero-superiores, isquiones y sínfisis púbica con el objetivo de que sepan colocarse la pelvis en posición neutra, para realizar los ejercicios de la mejor manera posible (20, 21). Diversas bibliografías abordan esas prácticas de manera amena y didáctica (20, 21).

CONCLUSIONES:
1- Realizar actividad física es sin duda una de las mejores herramientas para mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen fibromialgia (3, 10). Sin embargo, para lograr los efectos positivos esperados, los protocolos de ejercicios en esta población no deben ser muy exigentes, dado que los mismos tienen la capacidad física considerablemente disminuida (8) y por ello tienden a un estilo de vida sedentario. Emplear actividades moderadas o intensas pueden aumentar el riesgo de abandono de la actividad por los pacientes y consecuentemente aumento de la morbilidad de los mismos (10, 22). Por eso el gran reto al trabajar con pacientes con fibromialgia reside en ajustar los niveles de los ejercicios a su capacidad para conseguir mantenerles activos, debido también al componente depresivo de una gran mayoría de ellos.
2- Las mejoras que producen el Pilates en la postura y su efecto positivo en la conciliación del sueño y disminución de la ansiedad lo hace idóneo para las personas que padecen Fibromialgia, dado que abarca justo los aspectos que más afectan a los pacientes.
3- El Pilates y la Neurodinamia por separado han demostrado ser muy útiles en la mejoría de los síntomas de las pacientes con fibromialgia, pero juntos pueden potenciar sus resultados. Combinando ambas técnicas con un adecuado acompañamiento y progresiones, y asociado a patrones respiratorios oportunos, los pacientes podrán optimizar su condición física y su calidad de vida de manera significativa.

Ese texto es una fragmento del estudio “Ejercicios terapéuticos basados en el método Pilates y la Neurodinamia para mujeres con Fibromialgia” de Andrea Pimentel. Accede al estudio completo en el siguiente enlace https://gredos.usal.es/handle/10366/145447

BIBLIOGRAFIA
1- Clauw J. Fibromyalgia: a clinical review. JAMA. 2014;311(15):1547-55.
2- Bidonde J, Busch AJ, Schachter CL, Webber SC, Musselman KE, Overend TJ,Góes SM, Dal Bello-Haas V, Boden C. Mixed exercise training for adults with fibromyalgia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2019, Issue 5. Art. No.:CD013340.
3- Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, Atzeni F, Häuser W, Fluß E, Choy E, Kosek E, Amris K, Branco J, Dincer F, Leino-Arjas P, Longley K, McCarthy GM, Makri S, Perrot S, Sarzi-Puttini P, Taylor A, Jones GT. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia. Ann Rheum Dis. 2017 Feb;76(2):318-328.
4- Wolfe F, Smythe HA, Yunus MB, Bennett RM, Bombardier C, Goldenberg DL, et al. The American College of Rheumatology 1990 criteria for the classification of fibromyalgia: report of the Multicenter Criteria Committee. Arthritis Rheum 1990;33:160–72
5- Bravo C, Skjaerven LH, Guitard Sein-Echaluce L, Catalan-Matamoros D. Effectiveness of movement and body awareness therapies in patients with fibromyalgia: a systematic review and meta-analysis. Eur J Phys Rehabil Med. 2019 Oct;55(5):646-657.
6- Lindell L, Bergman S, Petersson IF, Jacobsson LT, Herrstrom P. Prevalence of fibromyalgia and chronic widespread pain. Scand J Prim Health Care. 2000; 18(3):149–53
7- Queiroz LP. Worldwide epidemiology of fibromyalgia. Curr Pain Headache Rep. 2013;17:356.
8- Larsson et al. Controlled, cross-sectional, multi-center study of physical capacity and associated factors in women with fibromyalgia. BMC Musculoskeletal Disorders. 2018; 19:121
9- Wolfe F, Clauw DJ, Fitzcharles MA, Goldenberg DL, Katz RS, Mease P, Russell AS, Russell IJ, Winfield JB, Yunus MB. The American College of Rheumatology preliminary diagnostic criteria for fibromyalgia and measurement of symptom severity. Arthritis Care Res (Hoboken). 2010 May;62(5):600-10.
10- Izquierdo-Alventosa R, Inglés M, Cortés-Amador S, Gimeno-Mallench L, Chirivella-Garrido J, Kropotov J, Serra-Añó P. Low-Intensity Physical Exercise Improves Pain Catastrophizing and Other Psychological and Physical Aspects in Women with Fibromyalgia: A Randomized Controlled Trial. Int J Environ Res Public Health. 2020 May 21;17(10):3634.
11- de Medeiros SA, de Almeida Silva HJ, do Nascimento RM, da Silva Maia JB, de Almeida Lins CA, de Souza MC. Mat Pilates is as effective as aquatic aerobic exercise in treating women with fibromyalgia: a clinical, randomized and blind trial. Adv Rheumatol. 2020 Apr 6;60(1):21.
12- Altan L, Korkmaz N, Bingol U, Gunay B. Effect of pilates training on people with fibromyalgia syndrome: a pilot study. Arch Phys Med Rehabil. 2009 Dec;90(12):1983-8.
13- Franco KFM, Franco YRDS, Salvador EMES, do Nascimento BCB, Miyamoto GC, Cabral CMN. Effectiveness and cost-effectiveness of the modified Pilates method versus aerobic exercise in the treatment of patients with fibromyalgia: protocol for a randomized controlled trial. BMC Rheumatol. 2019 Jan 18;3:2.
14- Coppieters MW, Alshami AM. Longitudinal excursion and strain in the median nerve during novel nerve gliding exercises for carpal tunnel syndrome. J Orthop Res. 2007;25:972-80.
15- Fernandez-de-Las-Penas C, de la Llave-Rincon AI, Fernandez-Carnero J, Cuadrado ML, Arendt-Nielsen L, Pareja JA. Bilateral widespread mechanical pain sensitivity in carpal tunnel syndrome: evidence of central processing in unilateral neuropathy. Brain. 2009;132:1472-9.
16- Torres JR, Martos IC, Sánchez IT, Rubio AO, Pelegrina AD, Valenza MC. Results of an Active Neurodynamic Mobilization Program in Patients With Fibromyalgia Syndrome: A Randomized Controlled Trial. Arch Phys Med Rehabil. 2015 Oct;96(10):1771-8.
17- Zamorano E. Movilización Neuromeníngea: Tratamiento de los trastornos mecanosensitivo del sistema nervioso. 1.ª ed. Madrid: Editorial Medica Panamericana S.A.; 2013. (pg 1, 61-65, 75-80, 110-120)
18- Ellis RF, Hing WA. Neural mobilization: a systematic review of randomized controlled trials with an analysis of therapeutic efficacy. J Man Manip Ther. 2008;16(1):8-22.
19- Isacowitz R, Clippinger K. Anatomía del Pilates: Guía ilustrada para trabajar estabilidad del segmento somático central y mejorar el equilibrio. 1.ª ed. Madrid: Ediciones Tutor S.A.; 2011.
20- Calvo Bosco J. Pilates terapéutico: Para la rehabilitación del aparato locomotor. 1.ª ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana S.A.; 2012.
21- Calais-Germain B. El periné femenino y el parto: Elementos de la anatomía y bases de ejercicios. 6.ª ed. Barcelona: La Liebre de Marzo S.L.; 2008.
22- Raftery G, Bridges M, Heslop P, Walker DJ. Are fibromyalgia patients as inactive as they say they are?. Clinical Rheumatology 2009;28(6):711-4.

 

Una respuesta a «PILATES Y NEURODINAMIA EN LA FIBROMIALGIA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.